El famoso punto G, más misterioso y ansiado que el santo grial, eso que muchas mujeres dudan si existen y otras que afirman haberlo encontrado.

¡Pero déjenme confesarles algo, el punto G no es ningún mito! eso sí, no todas las mujeres lo tienen, pero el 60% de ellas sí (según estudios). Antes de continuar aclaremos lo que es el punto G para aquellos que no saben.

El punto Gräfenberg, es una zona erógena del área genital de las mujeres y sorpresa para muchos los hombres también. En el caso de las chicas, el punto G se establece que está ubicado de forma interna detrás del pubis y alrededor de la uretra. Específicamente está en la mitad del camino, por la entrada y el fondo de la vagina, a unos 4 cm de la entrada para ser más precisos

Comentar de entrada que dicho punto no es lo mismo que el clítoris, de hecho el placer del primero es diferente al segundo.

Encontrándolo y estimulándolo puedes tener un placer:

  • Más intenso
  • Más largo que el orgasmo clitoriano.
  • Diferente a los orgasmos que has tenido anteriormente

¿Cómo estimular el punto G?

Para estimularlo es preferible que antes se estimule el clítoris. Luego que masturbes el clítoris debe ser excitada la zona del punto  de forma más prolongada y más intensa que el clítoris, en movimientos circulares.

Si decides utilizar un juguete sexual te recomendamos que sea con extremos curvos, o uno de doble estimulación, son los que más te ayudarán.

Si tendrás sexo con tu pareja también puedes llegar al orgasmo por medio del punto G. Existen varias posturas favorables para alcanzar el “éxtasis” de esta manera.

Posiciones sexuales que estimulan el punto G

Acostada de espalda

La posición más predilecta de las mujeres probablemente, ¿por qué? Porque ellas pueden dirigir el movimiento del miembro masculino, colocándolo exactamente en el punto G. Un consejo para lograrlo más fácilmente, recostarse ligeramente hacia atrás

Por detrás

Acá el hombre muy fácilmente alcanza la parte anterior de la vagina, estimulándolo directamente 

El misionero

La posición que no falla nunca, más fiel que los músicos del titanic. Para estimular el punto erógeno se debe hacer esta posición pero con las piernas arribas.

Ahora que sabes más sobre el punto G es hora de buscarlo y ponerlo a jugar. Recuerda que cuando se llega al orgasmo de esta parte del cuerpo el placer es mucho más intenso.

Suscríbete a nuestro newsletter y conviértete en amante profesional

Cada mes creamos contenido especializado para que aprendas las mejores técnicas del sexo y te conviertas en un amante profesional

Gracias por suscribirte a nuestro Blog, en poco tiempo recibirás información importante para convertirte en un amante profesional