La música en el sexo

musica en el sexo

Como sabemos, la música dispara dentro de nosotros varias emociones, controla en nosotros como reaccionamos en el entretenimiento, comunicación y ambientación, así como también incita al amor, al placer, y al erotismo. 

Es importante que sepan que la elección de las playlists son un factor importante para saber cómo se desarrollará la noche. Y que las canciones que elegimos dependen mucho de la intención que se tiene, la personalidad y los gustos musicales.

¿Han intentando tener sexo con música? ¿Les gustó?

Pues bien, la relación entre el sexo y la música es poderosa, esta estimula igual o más que el tacto durante el encuentro sexual. Así que a disfrutar de la música y los encuentros sexuales.

Las mejores canciones para acompañar los encuentros íntimos tienen que ser suaves, es importante que mantengan un ritmo continuo, sin mayores distractores. Por otra parte, no se recomienda canciones que demanden atención o tengan cambios impredecibles que puedan eventualmente distraer a los involucrados.

Otras características, como una amplia diferencia entre los sonidos más débiles y los más fuertes y poco uso del vibrato en la voz, son parte también de las características de la música sexualmente recomendable.

Aquí, algunas recomendaciones para elegir el estilo:

  1.  Rock: Hace olvidar el estrés, quienes prefieren este estilo consiguen un efecto embriagador similar al producido por el alcohol.
  2. Heavy metal: Provoca que los varones segregen más testosterona y aumenta el deseo sexual de la pareja.
  3. Música clásica: Se relaciona con el sexo tántrico, relaja fácilmente a la pareja y produce un efecto de paz.
  4. Reggaeton: No, no es tan recomendable para el momento de la intimidad, ya que afecta la parte buena del hipotálamo, encargada de regular las emociones y la satisfacción sexual.

La música provoca un incremento de dopamina en el sistema que modula las emociones, mejorando el estado de ánimo. Aumenta también los niveles de la hormona responsable de ayudar a las personas a acercarse y crear un vínculo afectivo entre ellas. Por lo que poner música mientras se tiene sexo maximiza el estado placentero.

La música es capaz de activar las mismas zonas de placer del cerebro que responde a recompensas como el sexo y la comida

¿Necesitas más razones? 

  1. Ponerse en ambiente: algunas notas musicales y letras de canciones, pueden elevar los niveles de excitación en la persona. O llevarlas a pensar en sexo inmediatamente.
  2. Recrear alguna escena: es normal que algunas parejas disfruten repitiendo situaciones que han visto en diversas películas o videoclips.
  3. Camuflar ruidos: poner música a todo volumen es una táctica infalible para tener sexo y que sea menos evidente.

No olvides que en Gaviota te ayudamos creando playlist. Visita nuestro perfil de Spotify aquí


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


CAPTCHA Image
Reload Image