Hablar sucio en la cama: una de las expectativas sexuales más comunes

hablar sucio en la cama

En el sexo, como en cualquier otro aspecto de la vida, hay parejas a las que les interesa probar cosas diferentes y hablar sucio en la cama es un ejemplo perfecto de esto.

La conversación sexual juega un papel importante en la vida amorosa de muchas parejas que puede aumentar la intimidad en muchos niveles. Pero así como para muchos la plática sugerente puede llegar a ser muy estimulante, a otras personas les resulta desagradable.  

Sin embargo, en este juego no hay palabras correctas o incorrectas, la única forma de llegar a un consenso es la comunicación efectiva con tu pareja acerca de si le gusta o no hablar sucio en la intimidad. 

¿Hablar sucio en la cama da más satisfacción sexual?

La conversación sexual puede agregar una dimensión completamente nueva a su vida sexual. Cuando escuchas que tu amante te dice lo que le gustaría hacerte o lo que estás haciendo por esa persona, puede aumentar la emoción del encuentro sexual.

También puede ayudarte a ti y a tu pareja a ejercitar el aspecto psicológico provocativo para seguir probando cosas que les gustaría hacer antes, durante y después del sexo. 

Por ejemplo hablar sucio es el principal elemento de las relaciones a distancia, pues los mensajes sexuales y provocativos que inviten a jugar con la imaginación permiten ser la chispa que ayude a mantener una relación a distancia.

Puedes probar con hablar sucio, pero antes es importante determinar con qué palabras o frases se sienten bien cada uno y que es lo que quiere oír tu pareja, para luego continuar con acciones que permitan una experiencia sexual espectacular.

¿Cómo empezar?

Si es tu primer encuentro sexual con alguien, no es recomendable soltar improperios sexuales fuertes sino todo lo contrario iniciar con frases que evocan la sensualidad como “qué quieres hacer ahora” o “te voy a hacer lo que te gusta” dichas en un tono apropiado pueden resultar completamente eróticas. 

Es importante entender el lenguaje corporal de la otra persona, así sabrás si le está gustando o no, para subir de tono con frases más fuertes. Siempre atento para detenerse y subir o bajar de nivel por si tu pareja se siente incómoda. 

En la mayoría de ocasiones los hombres prefieren un lenguaje más explícito, mientras que las mujeres por lo general prefieren algo más amable. Les dejamos algunas sugerencias para hablar sucio en el próximo encuentro con su pareja. 

Hombres:

Estas son algunas de las frases que los hombres pueden intentar para que todo funcione:

  • He pensado en ti todo el día
  • Quiero besarte toda
  • Tu cuerpo me excita
  • Te necesito demasiado
  • Quiero estar dentro de ti
  • Te sientes tan mojada

Mujeres

Las mujeres suelen sentirse más cómodas usando un lenguaje más suave, por ejemplo: 

  • Estoy llegando
  • Hazme duro o más fuerte
  • Tócame por todas partes
  • Te quiero en este momento
  • Dime que te gusta
  • Me estás poniendo tan mojada
  • Hazme tuya
  • Termina dentro de mi, amor 

Entonces, con la idea más clara de cómo hablar sucio solo necesitas dejarte llevar por esta nueva experiencia para ponerle emoción al próximo encuentro sexual. Recuerda mantener la comunicación y entender el cuerpo del otro, así sabrán si lo están disfrutando los dos.

1 comentario en “Hablar sucio en la cama: una de las expectativas sexuales más comunes”

  1. Pingback: Este 2019 ciérrelo con ganas: atrevidas fantasias sexuales -

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


CAPTCHA Image
Reload Image